Buscar

Revisar mails, planazo de domingo

Inbox zero, una metodología que insta a tener la bandeja de entrada completamente vacía. Para mi, una quimera...



Confieso que lo he intentado de mil maneras. Limitando el uso del correo a franjas específicas, eliminando las notificaciones, dándome de baja de newsletters innecesarias, delegando todo lo que he podido, contestando al momento cuando tardaba menos de 2 minutos en hacerlo... 1283 mails tengo sin leer ahora mismo. Y eso que este fin de semana me he dado un buen atracón y me he sacado más de 600 de encima.

De los que me quedan, la mayoría son informaciones del sector que me interesa leer porque realmente son útiles para mi trabajo. Y unos 100 que van directamente asociados a una tarea (aunque algunas de estas tareas pendientes acumulan polvo ya).

- La opción radical sería borrar todo, incluso las tareas, en plan su momento ya pasó y lo que no se ha hecho cuando tocaba ya no tiene sentido hacerlo ahora. Empezar fresh y lo que tenga que volver pues ya volverá... No sé si soy tan zen.

- La opción que seguramente acabaré escogiendo será volver a pegarme otro atracón el fin de semana que viene. Porque realmente ver tantos mensajes que esperan una respuesta, tantas tareas acumulándose que se han de hacer y tanto de todo me agobia bastante.


¡Eso sí! Lo haré siguiendo la metodología inbox zero igualmente:

Por último, quisiera añadir un pequeño truquillo que me ha ayudado mucho. Si no fuera por eso, creo que en vez de mil tendría diez mil mails pendientes. Y es clasificar todos los mensajes en carpetas, así mato varios pájaros de un tiro:


Los correos no prioritarios (newsletters, notas de prensa, etc) ya no me llegan a la bandeja principal. De hecho las notas de prensa ni me llegan sino que las he dirigido todas al mail genérico, ya que no es una cosa de la que yo me ocupo pero el resto del equipo sí. De tanto en tanto voy entrando al genérico y las repaso para estar al día.


Al no estar en la bandeja principal, estos correos no se mezclan con los importantes (antes de este sistema, algunos mails que me interesaban quedaban sepultados entre boletines y cuando lo descubría días después me cagaba en todo).


Además, si no pincho yo activamente en su carpeta, no los veo así que no me distraen (me llegan mensajes de expertos en marketing que saben utilizar muy bien el copywriting y algunos asuntos son demasiado sugerentes :P).


Algunas direcciones tienen una etiqueta asociada (comercial, equipo, pedidos, etc). Incluso con su color para poder identificar cada tema de un vistazo. Esto me permite tener los mails separados por proyectos, por tipologías y por prioridades. Parece muy complejo pero no lo es.


Lo guay es que no hace falta ningún plugin ni ninguna historia. Todo esto lo hago con los filtros de gmail, y es una función que está tanto en G Suite como en gmail normal.